Una Escuela que nace en la Universidad Nacional para quedarse fortaleciendo nuestra sociedad, bajo el apoyo de las políticas de desarrollo de la Municipalidad de Pérez Zeledón y el Ministerio de Educación Pública.

Con el inicio de cada curso lectivo regular, en escuelas y colegios, nos llega la enorme satisfacción y la emotiva responsabilidad de iniciar un nuevo año de preparación de niños y jóvenes, en una de las artes que más inciden en la formación de seres humanos responsables, sobresalientes y felices.
Crecemos en calidad y cobertura. Notas aprendidas en nuestra Escuela de Música Sinfónica trascienden el cálido territorio de Pérez Zeledón y se escuchan en prestigiosos auditorios costarricenses y extranjeros. El prestigio de la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón se manifiesta en la creciente aceptación de los padres de familia, que ven en la interpretación musical un hermoso complemento para la formación de sus hijos.

En el presente mes de marzo de 2016, noventa niños de primer ingreso se inician en el canto o la lectura, sumándose al contingente de 170 de estudiantes avanzados, con una particularidad que ya los hace diferentes: lo hacen por su propia voluntad, aunque saben que tienen que deben cumplir sus obligaciones escolares o colegiales.

Aptitud y actitud se unen para conformar elementos indispensables que debieron demostrar en noviembre, cuando acudieron a presentar las pruebas de admisión, para su ingreso a la Escuela. Después de un mes de reposo, tras los cursos de verano, realizados en enero, el campus se vuelve a llenar de vida con la llegada del curso lectivo. Los niños y muchachos debieron matricularse en escuelas y colegios, para que la Escuela de Música pudiera acoplarles los horarios. Así, a lo largo de la segunda semana de marzo, los pasillos y las aulas se han ido llenando: primero los nuevos, de canto y lectura; luego los de apreciación musical y flauta; después los que ya forman parte de los diversos conjuntos.

Los reciben 26 profesores, algunos de ellos formados en Pérez Zeledón y titulados en las universidades que regresan a su tierra natal; otros, aportados por el apoyo del Ministerio de Educación Pública o contratados por la Asociación de la Escuela de Música Sinfónica. Lo cierto es que todos ellos como grandes profesionales están deseosos de dar su mejor esfuerzo para que niños, niñas y jóvenes cumplan sus sueños entre la música.

La evolución de nuestra Escuela es evidente y nuestra satisfacción manifiesta. Tras un largo período de casi veinte años, en un local de la Municipalidad que vio el desarrollo de decenas de estudiantes. Este local fue el albergue que funcionó como la segunda casa de cada uno de nuestros estudiantes, hoy grandes profesionales, y fue testigo de bellísimas interpretaciones musicales que nos llevó a tener hoy un edificio que nos enorgullece.

Hoy nuestra Escuela de Música está ubicada en un bello edificio en medio de naturaleza que Dios creó y así hoy, niños, niñas y jóvenes tienen un hermoso lugar donde construir paso a paso sus sueños musicales.

El crecimiento de nuestra Escuela va planteando nuevas expectativas y dentro de no mucho tiempo tendremos nuevos retos para ampliar otros espacios físicos que las necesidades académicas ya están planteando.

Los que de alguna manera estamos relacionados con este programa agradecemos profundamente a la Universidad Nacional por haber sido la cuna donde nació la Escuela de Música y donde permanece como uno de los aportes más importantes que la UNA hace a la comunidad.

Es maravilloso ver como la Municipalidad de Pérez Zeledón hace parte de sus políticas de desarrollo a la Escuela de Música Sinfónica, sumándose al esfuerzo por hacer realidad el progreso cultural de nuestro cantón a través de los sueños de niñas niños y jóvenes en ser grandes músicos nacionales y otros de exportación.

El Ministerio de Educación Pública es parte integral de nuestra Escuela en un afán por desarrollar y potenciar las oportunidades de los que vivimos a este lado del valle de El general, por tal razón nuestro reconocimiento al MEP por todo el apoyo que nos permite brindar oportunidades a los que más necesitan y tienen el carisma de la música.

La Asociación Escuela de Música Sinfónica, el personal docente y administrativo les damos la más cordial bienvenida a todos nuestros estudiantes y padres de familia que confían en nosotros y que juntos conformamos lo que hoy es la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón.

UNIVERSIDAD NACIONAL, MINISTERIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA Y MUNICIPALIDAD DE PÉREZ ZELEDÓN.