Para empezar por lo más sencillo, diremos que el violonchelo pertenece a la familia de las Cuerdas Frotada. La familia de las Cuerdas Frotadas está compuesta por el violín, viola, Violonchelo y Contrabajo. Todos estos instrumentos cumplen roles fundamentales dentro de la orquesta.

El violonchelista toca el violonchelo sentado sobre una silla o un taburete, manteniendo su instrumento sujeto con las piernas, apoyándolo en el suelo por medio de un tallo de metal llamado espiga o pívot, mientras frota las cuerdas con un arco.

Posiblemente usted lo haya visto cuando asistió a alguno de nuestros conciertos… Quizás sintió ese interés y ese llamado por aprender a tocar este maravilloso instrumento.

Por eso, hoy vamos a compartir con usted las claves del violonchelo, un reto de carácter, persistencia y pasión.

Características del violonchelo

Características del violonchelo

    • Tiene cuatro cuerdas y un arco.
    • Cuenta con un registro grave.
    • Se compone de puente, caracol, clavijas, puntal, cuerdas,  arco, diapasón y nuez.
  • Produce los sonidos a partir de las vibraciones de sus cuerdas (cordófono).

Este instrumento surgió tiempo después que lo hiciera el violín en el siglo XVI, logrando sustituir a la viola de gamba.

Un detalle muy interesante – ejemplo de nuestra historia universal de patriarcado – es que las violonchelistas hacen su aparición hasta el siglo XX pues antes se creía que la práctica de este instrumento por parte de las mujeres era inapropiada, ya que se debe colocar el violonchelo entre las piernas.

Por otro lado, ¿quiénes han sido los grandes compositores para violonchelo en el mundo? El veneciano Antonio Vivaldi y los alemanes Johann Sebastian Bach y Ludwig van Beethoven, además del polaco Frédéric Chopin, crearon obras o conciertos para violonchelo que se reconocen a nivel global.

Una relación para toda la vida

Aprender a tocar este instrumento – también conocido como chelo – requiere de fuerza, no solo emocional y mental, sino también física.

Inicialmente, es importante aprender a identificar las cuerdas, los conceptos básicos del diapasón y las técnicas de digitación para poder medir la distancia en la que una nota no está bien colocada.

Además, requiere un oído fino

El proceso de aprendizaje para tocar el violonchelo tiene muchas variables:

  • Si son clases individuales o grupales.
  • Cuántas lecciones al mes.
  • Cuántas horas de práctica se le dedique.
  • El método que se utilice.
  • Y el carácter del estudiante: su compromiso, disciplina y resiliencia.

En la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón contamos con los mejores docentes y una metodología de enseñanza exitosa. Contáctenos si requiere más información.